por Marina Sánchez del Ser 11 de mayo, 2021 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las ciclodextrinas son unidades de glucopiranosa unidas por enlaces glucosídicos α [1, 4]. Destacan en la formación de complejos de inclusión con fármacos insolubles, incrementando así su solubilidad y biodisponibilidad. Añadiendo sustituyentes en sus grupos hidroxilo obtenemos derivados de ciclodextrinas empleados para, por ejemplo, encapsular fármacos para tratar infecciones virales como la COVID-19. 

Las primeras aplicaciones de las ciclodextrinas forman parte de la industria farmacéutica y alimentaria y, aunque estas se conocen desde hace más de 120 años, no fue hasta la década de los 80 del siglo pasado cuando se vio su gran importancia. La producción a escala industrial de las ciclodextrinas comenzó en el año 1984, suponiendo esto un gran avance en diversos ámbitos [1].

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus