21 de agosto, 2020 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La maquinaria utilizada en producción farmacéutica generalmente tiene una larga vida útil; pero a lo largo de esa vida útil no sólo cambia la tecnología, también lo hace la normativa técnica. Glatt ha creado un departamento específico para actualizaciones (retrofits) formado por un equipo de 20 personas, con el objeto de permitir que sus clientes puedan seguir operando sus máquinas de acuerdo con las regulaciones técnicas durante el mayor tiempo posible.  En esta entrevista, el director del equipo, Henning Wolf, nos explica cómo funciona. 

En la industria farmacéutica la maquinaría a menudo está en funcionamiento durante muchos años tras su puesta en marcha sin realizar ningún cambio. ¿Dónde y cuándo entra en acción el reacondicionado?
Si el cliente desea producir un producto nuevo o diferente en la máquina, es posible que sea necesario adaptar la tecnología del equipo. Además, en estos casos, siempre son importantes las revisiones de seguridad. Por ejemplo, existe la directriz 2009/104/EU sobre el uso de equipos de trabajo, que se incorporó a la legislación alemana como el Decreto BetrSichV sobre Seguridad y Salud Industrial. Esta legislación asigna a los propietarios del equipo la responsabilidad de proporcionar a sus empleados la maquinaria de trabajo más segura de acuerdo con la tecnología más avanzada. Aquí es donde entramos nosotros, ya que nuestros 20 empleados, que suman todos ellos alrededor de 400 años de experiencia, reúnen los conocimientos adecuados para asesorar a los usuarios de nuestra maquinaria. En algunos casos, también asumimos un papel más proactivo, ya que el cliente puede no conocer su maquinaria al detalle. Los traslados de equipos son otro escenario en el que podemos ayudar: si un fabricante necesita mover una máquina de la ubicación A a la ubicación B, Glatt puede ofrecer su experiencia en el desmontaje, embalaje y nuevo montaje. En otros casos, los clientes pueden haber comprado un sistema de segunda mano y necesitan adaptarlo para ponerlo en producción. Este es otro aspecto donde el cliente puede beneficiarse de la larga experiencia del equipo de actualización de Glatt.

¿Cuál es la diferencia entre el área de retrofit o actualizaciones y el área de servicio postventa?
Cuando ya no es posible reemplazar una pieza por el repuesto exacto, por ejemplo, o si el diseño del hardware, el diagrama P+I, o incluso el controlador, necesitan actualizarse, nos referimos a esto como retrofit, actualización o modernización.

La seguridad de la inversión es un factor crucial cuando se trata de bienes de equipo de coste elevado. ¿Qué medios utiliza Glatt para mantener actualizada la tecnología antigua y cómo se puede modernizar la maquinaria de Glatt en términos de rendimiento, flexibilidad, o en general, para cumplir con los requerimientos actuales?
Hay múltiples aspectos en esto. Naturalmente, una vez más la seguridad es lo primero: es importante garantizar, por ejemplo, que la máquina cumpla con las normas ATEX de protección contra explosiones, y esto no solo juega un papel importante en Europa, sino que es un tema a nivel mundial. En consecuencia, prestamos asesoramiento específico a los empleados que son responsables de los temas de seguridad en sus empresas y les ayudamos en cuanto a información y formación. Pero, en último término, es responsabilidad individual de cada planta implementar las medidas correspondientes.
Otros aspectos se refieren a la reconversión y modernización: nuestros sistemas de lechos fluidos se pueden adaptar con varios insertos diferentes de proceso. Esto significa que incluso después de usar un proceso de recubrimiento Wurster convencional durante 10 años o más, el cliente puede cambiar a granulación por top spray o pulverización HP (tangencial). La automatización de los sistemas existentes también es un área clave de enfoque: nuestros expertos en automatización trabajan incansablemente para desarrollar aún más nuestro controlador de proceso GlattView Batch, que obviamente cumple con 21 CFR Parte 11. Los sistemas de automatización antiguos – algunos de los cuales todavía se basan en Simatic S5 – pueden ser equipados con la última tecnología de PLC, al igual que un controlador S7 de 10 años en el que el sistema SCADA necesita ser reemplazado o conectado a sistemas de análisis de datos de nivel superior se establecerá a través de OPC UA.

¿Cómo se estructura el portafolio de retrofit de Glatt y qué pueden esperar sus clientes?
Hay un responsable de retrofit para cada uno de los más de 120 países en los que se encuentran nuestros equipos. Esta persona es el contacto directo que será conocido por el cliente o por nuestro representante local. Dependiendo de la complejidad del Proyecto de modernización, las consultas se tratan juntamente con el equipo de retrofit. Los compañeros de los equipos de diseño, validación y automatización de software y hardware también participan en estas discusiones. Con nuestro equipo de 20 expertos en retrofit, reunimos 400 años de experiencia. Si esto no es suficiente para preparar una oferta, tenemos la opción de consultar con otros compañeros especializados en las nuevas instalaciones. Además, nuestro objetivo es responder a las consultas más rápido que antes y preparar las ofertas de una manera aún más específica. Como resultado, se acorta el tiempo que lleva generar una oferta.

¿Cómo es un proyecto típico de retrofit?
El cliente dirige una consulta a su contacto en Glatt para actualizaciones (retrofit manager), quien estudia el caso con todo el equipo. Este trabajo también implica visitas in situ (particularmente en el caso de reconversiones o consultas relacionadas con la seguridad con respecto a las actualizaciones del controlador), o bien el alcance del proyecto define con más detalle mediante teleconferencias. Si todo está claro desde un punto de vista técnico, se realizan negociaciones y luego se adjudica el contrato. A continuación, verificamos los términos técnicos y comerciales del contrato, comparándolos con la última oferta, y finalmente confirmaremos el pedido.
A continuación, el proyecto se incluye en la organización de Glatt para su procesamiento. El equipo de retrofit es muy flexible; por ejemplo, si un proyecto simplemente implica actualizar el controlador, este trabajo puede manejarse directamente por el ingeniero de software responsable junto con el cliente. El responsable de retrofit de la zona queda en segundo plano y simplemente se ocupa de los aspectos comerciales del Proyecto. En el caso de modernizaciones más extensas o complejas, se lleva a cabo una reunión final del proyecto con el cliente y se emite un certificado de entrega. Después de esto, el seguimiento del equipo se entrega de nuevo al servicio postventa, que se encarga de todos los requisitos de mantenimiento y piezas de repuesto.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus