por Patricia Siljeström Galache. Farmacia Galénica y Tecnología Alimentaria, Facultad de Farmacia, Universidad Complutense de Madrid 10 de enero, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Se realiza un repaso histórico de los ensayos clínicos y la creación de comités éticos desde la creación del Código Núremberg en 1947, que marcó el comienzo de la ética de investigación en seres humanos, hasta la actual Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios

La investigación clínica es uno de los aspectos más relevantes en la “vida jurídica” de los medicamentos de uso humano de fabricación industrial. Tras una serie de procesos, estos son evaluados por las agencias, nacionales o comunitarias, que emitirán la autorización de comercialización respetando las garantías de calidad correspondientes. Todo ello es lo que hace posible que estas sustancias puedan ejercer beneficios en los pacientes, contribuyendo a la prevención, alivio, curación de las enfermedades y mejora la calidad de vida [1].
En numerosas ocasiones el ser humano, a lo largo de la historia, ha cometido actos fraudulentos relativos a experimentación en seres humanos. Consecuentemente, organismos nacionales y supranacionales han sido conscientes de tales actos y han promulgado diferentes textos, de carácter vinculante o no, para, al menos, intentar solventar estos problemas y proteger los derechos humanos de las personas ante cualquier tipo de investigación. Un claro ejemplo que expone este hecho es la Declaración de Helsinki.
Es importante destacar la importancia de los comités éticos de la investigación, los cuales tienen la función, entre otras, de velar por la ética de los ensayos clínicos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus