por Pilar Jiménez López, Virginia Descalzo, Tomás Girbés Juan, Sara Safi Hakmi, Manuel Córdoba Díaz, Damián Córdoba Díaz 1 de marzo, 2017 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los radicales libres generados en reacciones de oxidación y que exceden de la capacidad fisiológica de neutralización son capaces de atacar diversas macromoléculas biológicas, lo que origina la patogénesis de diferentes enfermedades y procesos como el envejecimiento. 

Se asume que una de las mejores formas de protección frente al daño producido por los radicales libres es tomar antioxidantes de origen vegetal a través de la ingesta dietética. Aunque la ingesta de suplementos antioxidantes se postula como otra estrategia frente al daño oxidativo, el papel prooxidante que adquieren a determinadas dosis, debido al efecto hormético, provoca controversia en su utilización.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus