por Toni García. Festo AG 29 de septiembre, 2014 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Si separásemos por ejemplo los subsistemas eléctrico y neumático, montar instalaciones relativamente sencillas a menudo nos exigiría dedicar más tiempo a la construcción, las compras, la logística, el montaje, y la puesta en funcionamiento. Las consecuencias: posibles retrasos e insatisfacción del cliente. Integrar funciones pone remedio a la situación implantando una elevada funcionalidad y seguridad, interfaces reducidas y ahorrando tiempo en toda la cadena de valores. La empresa entera experimenta un aumento de la eficiencia y de la productividad.

En la ingeniería mecánica, las dimensiones absolutas y tecnológicas de los sistemas automatizados son cada vez mayores. Las tecnologías de accionamiento y control, tanto eléctricas como neumáticas, la inteligencia descentralizada, así como las funciones especiales de seguridad y de diagnóstico, se mezclan entre sí y se emplean en las construcciones siempre a título individual.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus