por José Manuel Cañas Mendo. Consultor farmacéutico. Ex-Presidente de AEFI 24 de octubre, 2013 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El artículo describe las características diferenciadoras de un medicamento biosimilar respecto a un fármaco genérico y las dificultades de su registro y fabricación. Posteriormente desarrolla la situación actual de los biosimilares en el mundo, así como sus costes y beneficios. Finaliza el artículo con una breve descripción del número de biosimilares existentes en el mercado con las últimas tendencias al respecto.

Un biosimilar es el genérico de los preparados biotecnológicos. Esta definición nos llevaría al engaño de creer que un biosimilar es un genérico y esto, no es así; por consiguiente, definiendo un biosimilar más detalladamente debemos decir que es un medicamento similar a un medicamento de referencia para tratar la misma enfermedad con la misma dosis. Ahora bien, son similares pero no idénticos y, por ello, la decisión de tratar una enfermedad con el original o el similar debe siempre ser avalada por un médico.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus