26 de enero, 2021 Laboratorios comentarios Bookmark and Share
< Volver

El anticuerpo de Lilly, bamlanivimab, reduce hasta en un 80 % el riesgo de desarrollar la enfermedad en residencias de mayores.

Estos resultados provienen del ensayo de fase 3 de prevención de la COVID-19, BLAZE-2, el cual está promovido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), perteneciente al Instituto Nacional de la Salud (NIH) de Estados Unidos y la Red de Prevención de COVID-19 (CoVPN).

Estamos muy satisfechos con estos nuevos resultados positivos, que han demostrado que bamlanivimab ayuda a prevenir la COVID-19, reduciendo sustancialmente la hospitalización entre los mayores, uno de los grupos más vulnerables de nuestra sociedad”, ha señalado José Antonio Sacristán, director médico de Lilly. “Estos datos complementan los resultados ya publicados en pacientes ambulatorios de alto riesgo, en los que bamlanivimab redujo el riesgo de hospitalización en un 72 %. Además, este nuevo estudio refuerza la idea de que los anticuerpos neutralizantes, como bamlanivimab, pueden ser fundamentales para cambiar el curso de esta pandemia".

Un comité independiente de seguimiento de los datos y la seguridad supervisó el estudio BLAZE-2. En el ensayo, el perfil de seguridad de bamlanivimab fue consistente con las observaciones de los ensayos de fase 1 y fase 2. Los acontecimientos adversos graves se dieron con una frecuencia similar en los grupos de bamlanivimab y placebo. A través de múltiples ensayos clínicos, Lilly ha recopilado datos de seguridad y eficacia en más de 4.000 pacientes tratados con bamlanivimab, ya sea en monoterapia o en combinación con otro anticuerpo.

El BLAZE-2 es el primer ensayo de COVID-19 de su clase diseñado para evaluar a esta población vulnerable, abordando todos los retos y dificultades que conlleva realizar un ensayo clínico en residencias de mayores, en las que normalmente no se realizan ensayos clínicos.

Bamlanivimab es un anticuerpo monoclonal (mAb) IgG1 neutralizante y recombinante dirigido contra la proteína S (spike protein) del SARS-CoV-2. Está diseñado para bloquear la adhesión viral y la entrada a las células humanas y, por tanto, para neutralizar el virus y tratar potencialmente la COVID-19.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus