21 de julio, 2017 Laboratorios comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Ministerio de Sanidad ha aprobado la inclusión en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS) de Keytruda (pembrolizumab), la terapia anti-PD-1 de MSD, como tratamiento en monoterapia de primera línea del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) metastásico en adultos cuyos expresen PD-L1 con una proporción de marcador tumoral (TPS, por sus siglas en inglés) del 50 % o más) sin mutaciones tumorales positivas de EGFR o ALK.

La aprobación de pembrolizumab en primera línea en cáncer de pulmón no microcítico se produce después de que la Comisión Europea autorizase esta indicación basándose en los datos de un estudio fase 3 que mostró una supervivencia global (SG) significativamente superior (HR para muerte, 0,60; 95 IC, 0,41 a 08,89; p=0,005), y una supervivencia libre de progresión (SLP) significativamente superior (HR  para progresión de la enfermedad o muerte, 0,50 (95% IC, 0,37 a 0,68; p<0,001) con pembrolizumab en comparación con quimioterapia. Desde junio de 2016, Keytruda (pembrolizumab) está disponible en Europa para pacientes adultos con CPNM localmente avanzado o metastásico previamente tratados cuyos tumores expresaran PD-L1 (TPS de 1 % o más) y que hubieran recibido previamente al menos un régimen de quimioterapia, lo que se conoce como segunda línea.

“Por primera vez se demuestra que en una población de pacientes con CPNM metastástico seleccionados por su alta expresión de PD-L1 en las células tumorales, comenzar el tratamiento con pembrolizumab y no con quimioterapia es mejor opción porque se reduce en un 40 % el riesgo de muerte; segundo, porque responde un número superior de pacientes que a la quimioterapia y la respuesta dura más en el tiempo”, explica Delvys Rodríguez, oncólogo médico del Complejo Hospitalario Universitario Insular - Materno Infantil de Canarias. “Los efectos adversos de grado 3, 4 y 5 fueron menos frecuentes con pembrolizumab; además, la expresión de PD-L1 permite que seleccionemos los pacientes que más se van a beneficiar del tratamiento”, ha señalado por su parte Bartomeu Massuti, secretario del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario de Alicante. “PD-L1 se posiciona como uno de los biomarcadores imprescindibles y más importantes en el manejo del paciente con cáncer de pulmón”, subraya por su parte Federico Rojo, jefe del servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Pembrolizumab amplía las opciones terapéuticas para los pacientes con cáncer y ya ha recibido cuatro designaciones de "gran avance terapéutico" (“breakthrough therapy”) por parte de la FDA: para el melanoma avanzado, el cáncer de pulmón no microcítico (CPNM), el cáncer colorrectal y el linfoma de Hodgkin clásico (LHC).

En la imagen, de izquierda a derecha, Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid; Federico Rojo, jefe de Servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jimenez Díaz de Madrid; Mariví Tornamira, directora médica de oncología de MSD en España; Delvys Rodriguez,  Servicio de Oncología Médica del Hospital Insular de las Palmas de Gran Canaria; Bartomeu Massuti, secretario del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), y Félix del Valle, director de MSD Oncología.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus