por C. Palacios y M. Prado 4 de marzo, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El RD 1090/2015 ha supuesto una mejora de la competitividad de España en la puesta en marcha de ensayos clínicos. La negociación y firma de los contratos de los ensayos supone un reto en esta actividad. El artículo analiza causas y mejoras, y da unas recomendaciones para superar el reto.

El Real Decreto 1090/2015, de 4 de diciembre, por el que se regulan los ensayos clínicos con medicamentos, los Comités de Ética de la Investigación con medicamentos y el Registro Español de Estudios Clínicos [1], supuso que España liderase a nivel europeo la aplicación del Reglamento (UE) 536/2014[2] sobre los ensayos clínicos, y por el que se derogó la Directiva 2001/20/CE[3]. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus