por Jaime Enrique Cuevas Martínez. Socio director de Cuevas Abogados. Profesor en la Universidad Francisco de Vitoria y en la Universidad CEU – San Pablo 17 de mayo, 2017 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Podemos identificar cuatro métodos de resolución de conflictos: negociación, mediación, arbitraje y jurisdicción. Los dos primeros se utilizan para tratar de obtener un acuerdo amistoso que finalice la controversia. El arbitraje, especialmente recomendado para el mercado farmacéutico, y la jurisdicción, concluirán la disputa con la decisión vinculante de un tercero

Toda empresa debe afrontar en el día a día de su actividad no solo los aspectos inherentes a la creación y aumento de actividad industrial, como pueden ser I+D+i, márketing o fuerzas de ventas, entre otros, ya que, como derivada de estas dimensiones indudablemente creadoras de valor, es inevitable que a su vez surjan confrontaciones con otros agentes del mercado cuyos intereses, en ocasiones, no confluyen sino que, muy al contrario, se enfrentan y, por tanto, deben ser solventados en la forma más ágil y conveniente posible.
Esta labor implica realizar un ejercicio de la gestión del conflicto en el que participen las diferentes áreas ejecutivas y técnicas de la empresa, de modo conjunto y coordinado con la asesoría jurídica, interna o externa, de la entidad.
Para ello se muestra necesario contar con el conocimiento de los aspectos más esenciales de las cuatro herramientas principales de resolución de controversias -negociación, mediación, jurisdicción y arbitraje- con el fin de aportar en esta estrategia corporativa la visión y experiencia de cada profesional, desde su propia responsabilidad.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus