por Joachim Baczewski 14 de julio, 2014 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las crecientes capacidades de producción, unos procesos cada vez más complejos y una mayor velocidad de producción están cambiando el escenario del sector farmacéutico a nivel mundial.  A su vez, la producción de productos farmacéuticos reside en unas normativas de seguridad más estrictas que determinan una calidad de producción muy elevada con el fin de proteger a los pacientes de medicamentos contaminados. Los productores pueden afrontar este reto gracias a la integración de tecnologías de inspección orientadas al futuro. 

Cumplir con las estrictas normativas de seguridad y calidad es especialmente importante en el caso de productos parenterales envasados en viales, ampollas, inyectables y cartuchos. Otros productos líquidos, así como productos sólidos como cápsulas y comprimidos, también deben ser sometidos a inspección. Las sofisticadas tecnologías de inspección son utilizadas, por ejemplo, en el desarrollo de productos biotecnológicos y tratamientos contra el cáncer. Estas tecnologías evalúan, detectan y cuantifican defectos de proceso o relativos al componente a tiempo real y toman acciones correctivas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus