2 de junio, 2021 Actualidad Farmacéutica comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con motivo de la próxima celebración de BIOSPAIN 2021, del 27 de septiembre al 1 de octubre en Pamplona-Iruña, se ha organizado el encuentro online: BIOSPAIN, un impulso a la inversión en ‘biotech’, en el que se ha contado con la presencia de Ion Arocena, director general de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio); María Eugenia Lecumberri, directora de inversiones de Sodena, Sociedad de Desarrollo de Navarra; y Raúl Martín-Ruiz, Partner en Ysios Capital.

España es la novena potencia en producción de conocimiento científico en biotecnología, como ha informado en este encuentro Ion Arocena, sin embargo, se encuentra ante el reto de transformar esa ciencia en un tejido industrial innovador y sostenible.

España no ha dejado de consolidarse como potencia científica, especialmente en el ámbito de la biotecnología y las ciencias de la vida y más aún en estos tiempos de pandemia. El crecimiento del sector ha venido acompañado de una década de consolidación del capital riesgo que ha invertido más de 740 millones de euros en empresas biotecnológicas españolas. Así lo explicaba Arocena: “Desde hace una década, las inversiones internacionales se han ido incrementando hasta rozar en 2020 los 100 millones de euros el volumen de las operaciones con participación internacional. Además, la inversión privada ha dado un salto de casi un 50 % en pandemia”.

Sodena es un ejemplo claro de estas cifras. “La Sociedad ha apoyado a más de 20 empresas en las que se ha conseguido: aumentar tres veces sus ventas, generar más de ocho millones de euros de Ebitda y generar casi mil empleos”, señalaba Lecumberri.

Inversiones públicas y privadas

Sin embargo, para el director de AseBio, nuestro sistema de ciencia e innovación no se corresponde con el potencial económico de nuestro país.  Mientras que la inversión privada en el sector ‘biotech’ ha ido creciendo en los últimos años, la inversión pública no ha alcanzado los valores de 2015 ni tampoco los de 2010, año en que la cantidad de ayudas suponía el doble que en 2020 “aunque también se vio ese año un aumento considerable tanto del número de proyectos financiados -14 más- como del importe total -un 26 % más que el año anterior-”. El experto ha insistido en que debemos seguir avanzando en convertir esa ciencia en soluciones que se fabriquen en España, que lleguen a la sociedad, sobre las que siga creciendo y consolidándose una industria del conocimiento. La inversión privada es crucial para que esto ocurra y Martín-Ruiz lo ha resaltado: “los agentes inversores especializados en este sector jugamos un papel esencial a la hora de canalizar los fondos de inversión privados hacia las empresas biotechs, ya que suponen su principal vía de financiación”.

Sodena defiende la colaboración público – privada, y tal y como ha explicado Lecumberri, “los apoyos financieros que ofrecemos son en coinversión con los representantes privados más activos del entorno, por tanto, son en las mismas condiciones que el resto de agentes inversores. Esto se traduce en apoyos adicionales a proyectos que van consolidando sus resultados y que gracias a esta financiación pueden afianzarse, crecer y avanzar en sus desarrollos y a proyectos nuevos con unas perspectivas muy interesantes en el medio plazo. Desde Sodena tenemos el compromiso de seguir apoyando al sector y haciéndolo crecer y consolidarse, y nos gustaría ver un sector que tenga peso significativo en el PIB de nuestra comunidad y que esté conformado por más empresas y de más tamaño”.

BIOSPAIN 2021, una ayuda para la mejora sanitaria, sostenible y económica de España

Las personas participantes en este encuentro han coincidido en la importancia de ferias como BIOSPAIN 2021 . “En un evento como este se van a presentar proyectos nuevos, se van a compartir soluciones e innovaciones y se van a cerrar oportunidades de negocio para hacer crecer el sector y fortalecer todos los vínculos. Como ha dicho Raúl, la clave es saber identificar las oportunidades y los riesgos. BIOSPAIN va a ser un escaparate de todo ello, de todas esas ramas y posibilidades que nos van a permitir ponernos en el corazón de la reparación sanitaria, sostenible y económica del país”, resaltaba Arocena.

Martín-Ruiz, ha insistido en que “el país dispone de centros científicos de excelencia, escuelas de negocio de reconocido prestigio y un interés cada vez mayor en el emprendimiento y el fomento de la transferencia tecnológica. Este es el caldo de cultivo esencial para que se desarrollen proyectos innovadores con gran potencial.  El registro actual de rondas de financiación de importes elevados, la presencia de inversores internacionales, los casos de éxito de compañías que han completado muy satisfactoriamente el ciclo inversión, gestión, desinversión, son hechos que están marcando un antes y un después”. 

Para Lecumberri, BIOSPAIN 2021 ayudará “de manera significativa a posicionar a este sector a nivel europeo como referente, no solo en la investigación, sino también en el fomento de la transferencia de la tecnología, el emprendimiento y el desarrollo de nuevos proyectos, dando visibilidad a las empresas que lo conforman una industria internacionalizada que seguirá atrayendo talento y recursos y que se ha declarado tan necesaria en momentos como los que estamos viviendo”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus