30 de agosto, 2019 Laboratorios comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ferrer, laboratorio internacional con sede en Barcelona, ha participado en la recuperación de las dunas del Parque Natural del Montgrí, las Illes Medes y el Baix Ter, ubicado en la provincia de Girona. Un total de 45 trabajadores de la compañía dedicaron una tarde del mes de agosto a realizar acciones de preservación en la playa de la Pletera.

En primer lugar, han instalado trampas naturales en las dunas de la playa de la zona de la Pletera, dentro de la superficie balizada. Estas nuevas instalaciones ayudarán a regenerar el sistema de dunas de la bahía del Estartit y Pals. Se trata de unas vallas de madera clavadas en el suelo, de un medio metro de altura y de entre cinco y diez metros de longitud. Esta solución hace que el viento acumule la arena y los sedimentos detrás de las vallas y, de esa manera, se empieza a generar una pequeña duna.

El proyecto tiene como objetivo conservar un hábitat protegido que incluye especies como el chorlitejo patinegro, que está recuperando su población en la zona del Empordà gracias a la conservación de las dunas.

La intervención por parte de los trabajadores de Ferrer se enmarca en la voluntad de la compañía de crear una sociedad más respetuosa con el medio ambiente, que permita las próximas generaciones disfrutar del planeta.

La estrategia de sostenibilidad de Ferrer no sólo se centra en fomentar un modelo ambiental responsable, sino que también está enfocada a impulsar un modelo social comprometido, empoderando a todas las personas que hacen realidad la visión de futuro de la compañía y a promover un modelo económico sostenible, que permita garantizar los puestos de trabajo y maximizar la contribución a la sociedad.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus