Publicidad Publicidad

Noticias y actualidad sobre la industria farmacéutica

El proyecto ‘Stop fuga de cerebros’ otorga una beca a Beatriz Tavira para investigar en el CIBA

14 de julio, 2017 I+D comentarios Bookmark and Share
< Volver

El 13 de julio tuvo lugar la entrega de la primera beca del proyecto ‘Stop Fuga de Cerebros, iniciativa lanzada por Roche España con el objetivo de retener el talento de investigadores españoles que muchas veces se ven obligados a salir del país por la falta de recursos para desarrollar sus proyectos.

El acto, que tuvo lugar en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA), contó con la presencia de Sebastián Celaya Pérez, consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón; Sandra García Armesto, directora gerente del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS); Annarita Gabriele, directora médica de Roche Farma España y José Miguel Arbones, jefe del grupo de investigación en el que trabajará Beatriz Tavira y que recogió la beca en su nombre.

Beatriz Tavira, que en estos momentos trabaja en Estocolmo, recalca que “la investigación española es tan buena como la que se desarrolla en el extranjero y que es necesario que se inviertan fondos para financiarla”.

La fuga de cerebros en el mundo de la investigación se produce normalmente después del doctorado, ya que los investigadores españoles no tienen esperanza de desarrollar su carrera en nuestro país. “Después de dos años en Suecia, quería aplicar todo lo aprendido a la investigación desarrollada en mi país. Esta beca supone un reconocimiento a mi trabajo y la oportunidad de volver a España”, apunta Tavira.

Investigación sobre cómo funciona el metabolismo

La nutrición y la actividad física son dos de los factores más importantes para el mantenimiento del Peso Corporal Saludable (PCS). Sin embargo, también se sabe que existen factores genéticos que determinan la composición corporal y el peso de las personas.

La nutrición personalizada investiga cómo diferentes variaciones genéticas afectan a la respuesta a los nutrientes; el genotipo del individuo está asociado a una dieta óptima, específica de ese genotipo, con el objetivo de mantenerlo libre de enfermedad. Del mismo modo, estudios previos realizados sobre la actividad física sugieren la existencia de una variabilidad individual en la respuesta a ejercicio.

La investigación llevada a cabo por Beatriz Tavira se centra en el estudio prospectivo sobre la salud en los trabajadores aragoneses (AWHS del inglés Aragon Workers’ Health Study) e incluye a un grupo de 6.000 trabajadores de General Motors en Figueruelas (Zaragoza). Durante más de 15 años, estos trabajadores han sido evaluados para crear una gran base de datos biométricos que recoge información exhaustiva sobre diferentes parámetros clínicos como el peso corporal, tensión arterial, metabolismo lipídico y glucídico y variables relativas al estilo de vida: dieta, ejercicio, sueño y cambios de turno.

El proyecto de Tavira supone una oportunidad única para investigar cómo la dieta y la actividad física interaccionan conjuntamente con el genoma en la determinación del peso corporal y en el porcentaje de aparición de distintas alteraciones metabólicas —tales como la hipertensión arterial, el síndrome metabólico, la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiovascular o cáncer—, lo cual permitiría llevar a cabo medidas de prevención individualizadas en función de las características de cada paciente.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus