20 de noviembre, 2014 Actualidad Farmacéutica comentarios Bookmark and Share
< Volver

IFS, la compañía global de aplicaciones de empresa, ha anunciado la disponibilidad de IFS Applications en la plataforma de servidores en la nube de Microsoft Azure. La nueva oferta reduce la necesidad de infraestructuras de hardware para proporcionar a los clientes una forma muy rentable, rápida y segura de beneficiarse de IFS Applications.

Además de evitar muchos de los altos costes iniciales normalmente asociados con las soluciones de implantación local, la oferta en la nube de IFS y Microsoft permite a los clientes incrementar fácilmente la amplitud de la implantación así como escalar el número de usuarios en función del crecimiento del negocio. Azure es un entorno cloud contrastado que proporciona una avanzada protección de datos a la vez que unas funcionalidades de continuidad del negocio que una implantación local habitual no suele incluir.

Todas las soluciones de IFS Applications, incluida la planificación de recursos empresariales (ERP), las herramientas de gestión de activos de la empresa (EAM) y los módulos de gestión de servicios (ESM), funcionan en la plataforma de Azure. Aquellos clientes que quieran usar IFS Applications en la nube pueden utilizar Azure como una infraestructura como servicio (Iaas) y administrar sus IFS Applications, o bien contratar IFS Applications como un servicio gestionado (SaaS). La oferta IaaS ya está disponible y la oferta Saas, incluyendo los servicios de gestión técnica y de aplicación, se desplegará durante los próximos seis meses.

Para validar la aplicación de la oferta en un entorno real, IFS ha trabajado con Ebara, una empresa manufacturera de instrumentos de precisión, como cliente beta.

Según Dan Matthews, Chief Technology Officer de IFS, “Se necesita muy poco trabajo para hacer funcionar IFS Applications en Microsoft Azure y se ha demostrado que el rendimiento es el mismo que implantando nuestro software de manera local”.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus