13 de junio, 2014 Equipos comentarios Bookmark and Share
< Volver

GERFLOR inventó los pavimentos homogéneos vinílicos en la factoría de Troisdorf (Alemania), bajo la patente Mipolam. El último paso en la evolución de este tipo de pavimentos, especialmente enfocados a la industria, se llama Mipolam Symbioz.

Este pavimento homogéneo se somete a pruebas de resistencia a la agresión química, antiadherencia y comportamiento de microorganismos, lo que le aporta unas características técnicas que le hacen ser la mejor opción en zonas de de ambiente controlado. Además, gracias al análisis completo de ciclo de vida, se garantizar el menor impacto medioambiental durante todas las fases de fabricación, vida útil y reciclaje del mismo.

Mipolam Symbioz  está especialmente diseñado para salas blancas, ya que en estas zonas la exigencia es máxima. Se trata de un producto creado y testado para que no emita ningún tipo de gases ni iones.

Entre sus principales características podríamos señalas las siguientes:

  • Máxima duración: grupo T de abrasión.
  • Esperanza de vida del producto > 20 años.
  • Bioplastificantes exclusivos 100% procedentes de materias naturales.
  • Fácil mantenimiento: no necesita metalizacion en toda la vida del producto.
  • Máxima resistencia a las manchas.
  • Ahorro medio del 30% en costes de mantenimiento.
  • Requiere un 15% menos de agua y detergente.
  • Calidad del aire: mínimas emisiones VOC (40 veces menos que los estándares europeos).
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus