1 de septiembre, 2021 Laboratorios comentarios Bookmark and Share
< Volver

Eli Lilly and Company e Incyte han anunciado los resultados procedentes de una cohorte adicional de 101 pacientes adultos del ensayo COV-Barrier.

En este análisis adicional, los pacientes con COVID-19 y ventilación mecánica o ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea) que recibieron baricitinib, en combinación con el tratamiento estándar, presentaron un 46 % menos de probabilidad de morir a día 28, en comparación con los pacientes que recibieron placebo en combinación con el tratamiento estándar. Este efecto en la reducción de mortalidad se mantuvo a día 60, con una tasa de mortalidad acumulada del 45,1 % para baricitinib en comparación con el 62.0% con placebo.

Recientemente, en base a los datos del ensayo clínico COV-Barrier, el Instituto Nacional de Salud estadounidense (NIH) ha actualizado el protocolo de manejo terapéutico de los pacientes hospitalizados con COVID-19 donde se incluyen nuevas recomendaciones sobre el uso de baricitinib.  En este algoritmo terapéutico se recomienda el uso de baricitinib o tocilizumab en combinación con dexametasona -o dexametasona junto con remdesivir- en pacientes hospitalizados que requieran de oxigenoterapia de alto flujo o ventilación mecánica no invasiva. Asimismo, el pasado 30 de julio se amplió la Autorización de Uso de Emergencia (EUA) de baricitinib en Estados Unidos, permitiendo su uso en monoterapia y, con ello, la restricción del uso exclusivo en combinación con remdesivir, señalan desde la multinacional.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus