20 de febrero, 2020 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Camfil, especialista en soluciones de aire limpio, lanza la próxima generación de filtros HEPA para altos caudales de aire y procesos sensibles: Absolute V. La nueva gama de filtros mejora la seguridad y la productividad a la vez que reduce el consumo energético.

El primer filtro HEPA se diseñó en los años cuarenta para la industria de la energía nuclear. Debido a su elevada eficacia, a este filtro se le bautizó como "el filtro absoluto" (Absolute). En la actualidad, Camfil es conocido por suministrar filtros absolutos desde hace décadas. La emblemática gama de productos se ha empleado en procesos sensibles y aplicaciones de gama alta como la bioseguridad, contención, la industria de las ciencias de la vida, y la industria alimentaria.

Con la última generación de la serie Absolute V, Camfil da respuesta a las crecientes exigencias de las industrias de procesos limpios. La instalación de filtros HEPA para caudales de aire elevados en unidades de tratamiento de aire o en alojamientos HEPA alineados, proporciona la mejor protección con el mínimo Coste Total de Propiedad (TCO). Del mismo modo, las aplicaciones de contención pueden aprovechar las múltiples ventajas de la instalación de la nueva serie Absolute V en alojamientos de seguridad para la evacuación de aire peligroso.

Algunos procesos son más sensibles que otros

En las industrias de procesos limpios, como la industria alimentaria o la de las ciencias de la vida, hay una gran demanda de aire limpio. Elegir los filtros adecuados para los procesos sensibles plantea un reto especial. Los filtros no solo deben proteger los productos contra partículas no deseadas, sino que el propio filtro debe fabricarse con materiales que no contaminen los procesos sensibles. La nueva gama Absolute V proporciona filtros que forman parte de la gama Prosafe de Camfil, que aborda adecuadamente todas estas cuestiones. 

Más ligero, más robusto, más ecológico

Camfil afronta los desafíos de los técnicos de servicio en el montaje de este tipo de filtro, que a menudo puede pesar más de 20 kilos. Con la nueva versión de acero (11 kg) y una versión de plástico (de menos de 10 kg), se ha reducido considerablemente el peso de los filtros Absolute V. Esto, combinado con las innovadoras esquinas redondeadas, ayuda a mitigar el riesgo de desgarro de bolsas durante el procedimiento de cambio seguro filtros (sistema Bag-in/Bag-out o BIBO).

Aun siendo más ligeros, el diseño exclusivo y las tecnologías de vanguardia han permitido a Camfil aumentar la robustez de los filtros, necesaria para una manipulación segura, y un procedimiento de sujeción fiable.

El diseño mejorado reduce la pérdida de carga inicial a solo 240 Pa a 4000 m³/h, lo que nunca se había conseguido para este tipo de filtros HEPA de alta capacidad. Esto conlleva un ahorro energético del 23 % o de hasta 1200 kWh anuales en comparación con la media actual del mercado de filtros HEPA equivalentes para altos caudales de aire.

Se ofrecen dos versiones de Absolute V: Absolute VE, con marco de acero galvanizado, y Absolute VG ProSafe, con marco de plástico, totalmente compatible con ProSafe para los procesos más sensibles. Aunque la versión de acero incluye las últimas tecnologías de conformado de metales y la versión de plástico contiene piezas de marco moldeadas por inyección de ABS, ambas versiones se basan en el mismo diseño inteligente. Esto permite a Camfil aumentar la robustez, la comodidad y la seguridad, y a la vez reducir significativamente el peso y el consumo de energía para todos los modelos.

Dado que estos filtros se instalan con una pérdida de carga inicial mucho menor, es muy probable que los filtros se deban cambiar mucho más tarde, lo que da como resultado menos cambios, menos tiempo de inactividad, y una disminución de la mano de obra y de los residuos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus