9 de abril, 2019 I+D comentarios Bookmark and Share
< Volver

PharmaMar ha anunciado el inicio de su nuevo programa de desarrollo de nuevas moléculas antitumorales. Este nuevo programa de inmuno-oncología, llevado a cabo por PharmaMar, busca moléculas de bajo peso molecular, inhibidores interfaciales, que bloquean la unión entre PD-1 y su ligando PD-L1.

Este trabajo se inició hace más de dos años, con el análisis de las muestras marinas de PharmaMar. La primera de estas moléculas ya se está testando en fase preclínica.

Las moléculas de PharmaMar se enmarcan dentro de los antitumorales denominados "moléculas pequeñas", inhibidores interfaciales entre PD-1 y PD-L1, que tienen ventajas frente a otras formas de atacar el tumor. Una ventaja importante de estos compuestos es que, eventualmente, podrían ser administrados por vía oral, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

La proteína PD-1 se encuentra en las células T (linfocitos-T) del sistema inmunitario, mientras que el PD-LI está en las células tumorales. La unión entre PD-1 y PD-L1 hace que el sistema inmunitario identifique a las células tumorales como tejido de nuestro propio cuerpo e impide así el ataque de los linfocitos al tumor. La unión del PD-1 con PD-L1 permite al tumor "escapar" del ataque de los linfocitos y seguir creciendo.

La molécula de PharmaMar bloquea la unión entre PD-1 y PD-L1 en la zona interfacial para que el sistema inmunitario identifique al tumor y lo ataque con los recursos naturales del organismo.

PharmaMar ha solicitado patente de su primera molécula activa y ha iniciado su fase preclínica.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus