26 de junio, 2018 Laboratorios comentarios Bookmark and Share
< Volver

Mavenclad (cladribina comprimidos), el primer tratamiento oral que se administra en un corto periodo de tiempo para pacientes con Esclerosis Múltiple Recurrente (EMR), ya está disponible en España. Su mecanismo de acción permite controlar la enfermedad durante cuatro años con un máximo de 20 días de tratamiento oral (hasta 10 en el año 1 y otros 10 en el año 2), contribuyendo a normalizar la vida de las personas que conviven con esta enfermedad.

De esta manera, los pacientes con EM pueden acceder por primera vez a un tratamiento oral de administración no continua en el tiempo que reduce la carga diaria de la enfermedad. “En España, la EM afecta ya a alrededor de 50.000 personas y es la segunda causa de discapacidad en adultos jóvenes, solo superada por los accidentes de tráfico. En Merck entendemos que nuestro compromiso con estos pacientes pasa por ayudarles a recuperar la libertad de tomar decisiones que afectan a su vida y hacer que no tengan que recordar continuamente que padecen esclerosis múltiple”, explica Isabel Sánchez Magro, directora Médica de Merck, quien aclara que “aunque la EM es una enfermedad crónica, su tratamiento no tiene por qué serlo”.

En esta línea se expresa también Celia Oreja Guevara, jefa de Sección de Neurología del Hospital Clínico San Carlos, quien apunta que cladribina comprimidos también contribuye a normalizar la vida de las personas con EM al “requerir una baja monitorización, lo que significa que el paciente sólo tiene que hacerse tres analíticas de sangre en el primer año y tres en el segundo y no necesita ir frecuentemente al hospital, evitando que tenga que ausentarse de su trabajo”.

Debido a su sencilla pauta de administración, basada en un máximo de 20 días de tratamiento oral distribuidos en dos años para controlar la enfermedad durante cuatro años, cladribina comprimidos facilita significativamente la adherencia al tratamiento, especialmente en pacientes predispuestos a olvidos terapéuticos frecuentes. Asimismo, el tratamiento permite a las personas con EM reducir las interferencias de esta enfermedad, que se diagnostica principalmente a mujeres jóvenes (alrededor de los 30 años de edad).

Cladribina comprimidos cuenta con un mecanismo de acción basado en la reconstitución selectiva del sistema inmune: provoca la reducción transitoria de los linfocitos implicados en la patogenia de la EM y posteriormente su reconstitución con efectos mínimos sobre otras células que componen la inmunidad innata. Como explica Oreja Guevara, “el tratamiento hace posible que los linfocitos perjudiciales para el organismo sean eliminados y aparezcan otros nuevos con características diferentes que ya no son perjudiciales. Este proceso se conoce como ‘reconstitución’ y esta nueva repoblación de linfocitos es responsable del beneficio duradero del fármaco”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus