por J. Bosch Fusté, M.C. Vidal-Carou y R. Farré Rovira 9 de julio, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las características de la población geriátrica la hacen especialmente proclive a las interacciones alimento-medicamento, que pueden afectar tanto al efecto del medicamento como al estado nutricional del paciente. En el artículo se describen los distintos tipos de interacciones y las interacciones alimento - medicamento y plantas medicinales - medicamento, más frecuentes.

Las interacciones entre medicamentos y alimentos (IAM) se refieren normalmente a la aparición de efectos “inesperados”, asociados a la toma conjunta de fármacos con alimentos en general o con algún alimento en particular. Estos efectos inesperados no siempre son adversos; al contrario, se conocen interacciones con efectos positivos, que suman, y que pueden resultar, por tanto, de utilidad terapéutica para mejorar la eficacia del fármaco o para reducir sus eventuales efectos secundarios. También hay interacciones que restan y sus repercusiones pueden ser desde clínicamente negligibles hasta claramente adversas o incluso graves [1].

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus