por Alfonso Noguera Peña 21 de mayo, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Debido a la existencia de un centenar de presentaciones comerciales de medicamentos antihipertensivos contaminados con impurezas posiblemente carcinogénicas, las autoridades sanitarias a nivel europeo han adoptado medidas cautelares. En este trabajo se revisan las medidas acordadas por la Administración sanitaria a nivel nacional y se examina su legitimidad.

En este artículo se expone el «caso valsartán», cuyo inicio se remonta al cinco de julio del pasado año, fecha en la que se publicó una nota informativa por parte de las agencias regulatorias del medicamento a nivel europeo (en adelante, EMA) y nacional, relativa a un defecto de calidad en diversos medicamentos antihipertensivos. En este contexto, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (en adelante, AEMPS), como autoridad sanitaria a nivel nacional, decidió adoptar una serie de medidas con el objetivo de garantizar el precepto constitucional de la protección de la salud pública, consagrado en el art. 43.1 CE como un principio rector de la política social y económica.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus