14 de octubre, 2019 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

La nueva familia de sensores de seguridad de Pepperl+Fuchs –el inventor del sensor de proximidad inductivo– incluye cuatro series cilíndricas y rectangulares con salida cable y salida conector.

Los sensores cuentan con certificación TÜV de acuerdo con la directiva de máquinas (EN 13849) nivel de rendimiento PL d, categoría 2, y SIL 2. Se utilizan para proteger las máquinas y los componentes de la planta, así como para la detección de posición fiable dentro de este entorno. Los sensores inductivos con un rango de temperatura ampliado, así como una mayor resistencia a EMC y aprobación E1 para su uso en la maquinaria móvil y vehículos en áreas de seguridad críticas, completan esta nueva gama.

Estos sensores de proximidad de seguridad no requieren un objeto codificado especial y pueden además ser utilizados con actuadores de metal estándar. Los sensores de Pepperl+Fuchs carecen de zona ciega y además se montan fácilmente y sin ningún ajuste adicional.

Los sensores están equipados con salidas OSSD estandarizadas (dispositivo de conmutación de la señal de salida) para señales y diagnósticos que se pueden conectar a un módulo de seguridad o al panel de control correspondiente.

Los sensores de seguridad inductivos de Pepperl+Fuchs tienen valores de seguridad característicos muy altos debido a la electrónica utilizada. Como resultado, las inspecciones regulares funcionales se requieren con menos frecuencia, y la integración en el circuito de seguridad es notablemente más directa.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus