5 de marzo, 2015 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

HACH LANGE ha lanzado un nuevo tomamuestras automático (Hach AS950), que hace que la programación, la transferencia de datos y el funcionamiento sean más intuitivos y prácticamente no haya posibilidad de error.

La transferencia de datos y la programación del tomamuestras se optimizan de manera espectacular con el AS950. Los usuarios pueden descargar los datos registrados, como el historial de la muestra, la temperatura del compartimento (en unidades AWRS) y mediciones de sensores directamente de varios tomamuestras a la unidad USB. De esta forma, se elimina la necesidad de utilizar cables especiales y la incomodidad de llevar un portátil a las ubicaciones de muestreo. Además, los usuarios pueden descargar un programa de un ordenador o de un tomamuestras a cualquier unidad USB y conectarla al controlador para cargar el programa.

El AS950 simplifica también la solución de problemas. “Hemos creado una pantalla de estado que comunica al instante lo que está pasando con el tomamuestras”, comenta Jim Caruso, responsable de desarrollo de aplicaciones para Hach Company. “Cuando un cliente acude a su tomamuestras para retirar las muestras, puede ver rápidamente si se ha activado alguna alarma, si falta una muestra y cuántas otras muestras están pendientes. De esta forma se pone fin a las suposiciones e indagaciones para solucionar problemas”.

El AS950 funciona con las bases y configuraciones de botellas de los tomamuestras existentes de Hach. Incluye conexiones a diversos sensores digitales y a los módulos de entrada/salida IO9000 de Hach. Los tomamuestras automáticos AS950 pueden personalizarse para adaptarse a las necesidades exclusivas de cada instalación.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus