por EUROGROW 10 de junio, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los efectos del cannabis van mucho más allá del uso lúdico o los efectos relajantes, pues esta planta tiene diferentes propiedades curativas que son cada vez más explotadas. Los prejuicios se van alejando de su utilización con el paso del tiempo y en la actualidad ya se empiezan a aprovechar todos los beneficios medicinales del cannabis para ayudar a muchas personas, con fines terapéuticos y desde los formatos más inocuos como el aceite CBD.

¿Cuáles son los beneficios medicinales del cannabis?

La marihuana contiene dos sustancias químicas activas y los investigadores afirman que ambas tienen aplicaciones medicinales. Se trata del cannabidiol (CBD) que mejora situaciones del cerebro y el tetrahidrocannabinol (THC) que elimina el dolor. El primero se puede adquirir directamente en forma de aceites o pomadas y el THC es propio de la planta. Se pueden obtener tanto los productos como las semillas en The Green Brand. En este artículo EUROGROW cuenta todos sus beneficios medicinales. 

Para náuseas y vómitos

Las bajas dosis de THC mejoran considerablemente la eficacia de otros fármacos antieméticos cuando se administran juntos. Se han realizado diferentes ensayos clínicos al respecto que evidencian sus cualidades para tratar a personas con estos síntomas en postoperatorios o después de la radioterapia. En la medicina tradicional los cannabinoides son muy utilizados para las náuseas provocadas por otras enfermedades, como el SIDA, la hepatitis y las náuseas del embarazo.

Para el dolor

Los derivados del cannabis presentan importantes propiedades analgésicas. Entre las posibles indicaciones para su uso están el dolor neurológico de la esclerosis múltiple, en la infección por VIH, la artritis reumatoidea, el cáncer, el dolor de cabeza, la dismenorrea, la inflamación crónica intestinal y las neuralgias. 

Resulta ser muy positivo para los pacientes de fibromialgia que presentan dolores continuos y a menudo se ven obligados a consumir grandes dosis de medicación con efectos secundarios más severos que los que proporciona esta planta.

Para el asma

Los experimentos sobre los efectos anti-asmáticos del THC o del cannabis se llevaron a cabo en su mayoría durante los años setenta y son todos estudios rigurosos. Estos indican que los efectos de un cigarro de cannabis o de THC oral, corresponden aproximadamente con el beneficio que se obtiene con la dosis terapéutica de un broncodilatador habitual.

Como la inhalación de los productos del cannabis puede irritar las mucosas, en este caso se deben desarrollar otras alternativas de administración. Esto indica que puede terminar por ser efectivo también otro tipo de enfermedades respiratorias.

Para enfermedades autoinmunes, alergias e inflamaciones

En dolores derivados de procesos inflamatorios como pueden ser la colitis ulcerosa y la artritis, los productos de cannabis pueden actuar tanto como analgésicos como haciendo uso de su efecto antiinflamatorio.

Existen también algunos casos que evidencian el beneficio en pacientes con diversos trastornos alérgicos que se han automedicado con cannabis con éxito. Por último, el cannabis es muy favorable en determinadas enfermedades autoinmunes aunque no se conoce el motivo exacto.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus