7 de marzo, 2017 Congresos, ferias y eventos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La X Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, que reúne durante dos días (7 y 8 de marzo) a casi 300 investigadores clínicos de toda España, autoridades sanitarias y representantes de compañías farmacéuticas, biotecnológicas y de tecnología sanitaria, ha sido inaugurada por la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela; el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés; la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel, y el presidente de ASEBIO, Jordi Martí.

En este encuentro se tratan asuntos de interés para el desarrollo de la investigación biomédica en España, como el balance del primer año del nuevo Real Decreto de Ensayos Clínicos; los primeros resultados del uso del big data en el ámbito de la información de salud; los nuevos biomateriales de uso en el área de la medicina regenerativa, la ayuda al emprendimiento, o los retos de la investigación y comercialización de tecnología sanitaria innovadora y de fármacos contra las enfermedades raras, entre otras cuestiones.

Margarita Alfonsel ha destacado la importancia de esta conferencia anual que cumple su décima edición: “se ha convertido en una de las grandes citas anuales sobre investigación biomédica, imprescindible para entender el impacto que traen consigo el desarrollo y la comercialización de fármacos y tecnologías sanitarias innovadoras”.  

España mejora los plazos de los ensayos clínicos

La investigación clínica en fases tempranas ha experimentado un importante impulso con la entrada en vigor en 2016 del nuevo Real Decreto de Ensayos Clínicos, que ha configurado un entorno mucho más favorable para la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos. De hecho, según los datos presentados en la Conferencia por Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria y copresidente de la Plataforma Tecnológica Española de Medicamentos Innovadores, en el primer año en vigor del citado Real Decreto se ha reducido en un 15% el plazo para iniciar un ensayo clínico en España, hasta los 131 días. Se mantiene, pues, la tendencia respecto a los primeros datos, obtenidos a los seis meses, que reflejaban una rebaja del 19% en el plazo para dar comienzo a un ensayo clínico.

Gracias a este entorno favorable a la investigación, España se ha convertido en uno de los mejores países de Europa para desarrollar ensayos clínicos, siendo actualmente uno de los Estados europeos con menores plazos para iniciar la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos (desde que se presenta la documentación hasta que se recluta al primer paciente).

Datos del sector biotecnológico

El sector biotecnológico ha incrementado el empleo un 71% desde 2008, hasta los 177.000 empleos en 2014; en cuanto a la inversión en I+D ha crecido el 18,2% desde 2008, hasta los 578 millones de euros en 2015 y, en 2014, existían 628 empresas biotech, un 70% más que en 2008. De estas 628 empresas, un 46% han desarrollado innovaciones tecnológicas en los últimos cuatro años. El 72% de estas empresas han cooperado en innovación con centros públicos o privados de investigación y el 67% con universidades.

El número de proyectos en biotecnología sanitaria desarrollados en España alcanzaba las 697 indicaciones en 2016, con un crecimiento del 7,2% respecto al año anterior. En el área de medicamentos, se recogían 392 investigaciones. La oncología continúa siendo el área terapéutica en la que hay un mayor número de medicamentos investigándose (el 30% de los medicamentos en el caso de compañías nacionales y 50 % el caso de multinacionales con filial en España). 

El uso del Big Data

Los representantes de la Plataforma han destacado que la investigación clínica tiene hoy una importante faceta internacional. En este sentido, se ha señalado la participación española en la iniciativa IMI Big Data for Better Outcomes (BD4BO), un programa que persigue aprovechar el potencial que ofrecen las grandes cantidades de información que se generan en el sector sanitario (Big Data) y fomentar la evolución de los sistemas de salud hacia modelos basados en el valor y la medición de resultados.

La iniciativa se está desarrollando ya en cuatro patologías concretas (Alzheimer, neoplasias hematológicas, esclerosis múltiple y enfermedades cardiovasculares), en las que los equipos de investigación participantes pretenden utilizar el Big Data para integrar datos que permitan dar respuesta a los problemas más acuciantes de estas enfermedades, desarrollar tratamientos más eficaces y facilitar la toma de decisiones.

En este contexto, Jesús Mª Hernández, investigador y hematólogo en el Hospital Universitario de Salamanca, ha expuesto las líneas principales del proyecto Harmony, la iniciativa en el ámbito de las neoplasias hematológicas en la que los investigadores intentarán dibujar el mapa europeo de este tipo de tumores, que ocupan el quinto puesto por frecuencia y el tercero en mortalidad; con el fin de establecer criterios que permitan armonizar la medida de los resultados de los ensayos a escala europea, y definir biomarcadores que hagan posible el acceso de los pacientes de forma temprana a nuevos fármacos más efectivos y mejor tolerados.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus