8 de septiembre, 2016 Congresos, ferias y eventos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El presidente de Farmaindustria, Antoni Esteve, ha asegurado, en el  marco del XVI Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, que se celebra los días 8 y 9 de septiembre en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, que “es necesario que nuestro Sistema Nacional de Salud tenga un plan de adherencia a los tratamientos que cuente con el concurso y la colaboración de todos, ya que sólo así se podrán combatir malas prácticas en el uso del medicamento que generan graves problemas de salud y onerosas ineficiencias económicas”.

Lo ha hecho en el acto inaugural del foro, que este año ha contado con la presencia de la consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María Luisa Real; el rector de la UIMP, César Nombela, y Félix Lobo, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Carlos III, de Madrid, y director del encuentro.

Esta edición del tradicional curso de verano que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en colaboración con la Universidad Carlos III y con el patrocinio de Farmaindustria, gira en torno a la adherencia a los tratamientos medicamentosos en España. En esta ocasión, no sólo se pone sobre la mesa el problema de una baja adherencia, sino que se someten a análisis y debate las bases de un Plan de Adherencia al Tratamiento en el que desde hace meses trabaja la asociación con sociedades científicas, expertos y representantes de pacientes, cuyos avances también se han presentado a las organizaciones colegiales profesionales (Organización Médica Colegial, Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, Consejo General de Enfermería), administraciones autonómicas y al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Así pues, y tal y como se ha presentado en el encuentro, el Plan se cimenta sobre cinco pilares: concienciar sobre la importancia de la adherencia, establecer un programa de adherencia terapéutica, reducir la complejidad del régimen terapéutico, incrementar la autogestión y el empoderamiento del paciente, e implementar un sistema de información del cumplimiento terapéutico.

Cada uno de estos pilares se apoya en una base común, que es optimizar el proceso de prescripción médica para favorecer la adherencia. Para ello, el Plan se basa en la articulación de una serie de medidas que implican a todos los niveles y profesionales sanitarios (desde el médico prescriptor hasta farmacéuticos y enfermeros) en una estrategia que necesita de la intervención activa de las administraciones sanitarias y, por supuesto, del propio paciente, protagonista esencial, aseguran desde Farmaindustria.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus