22 de diciembre, 2015 Cosmética comentarios Bookmark and Share
< Volver

La utilización de nanoarcillas en la fabricación de envases cosméticos mejora la barrera de éstos a los gases y sus propiedades mecánicas y térmicas, haciendo posible prescindir de aditivos y reduciendo la cantidad de material empleado, lo que los hace más ecológicos y reduce los costes de producción.

Durante el año 2015 se ha desarrollado la segunda anualidad del proyecto NANOPACK, cofinanciado por el IVACE y los fondos FEDER y en el que han participado el Instituto Tecnológico del Plástico, AIMPLAS, y AINIA Centro Tecnológico. Los resultados obtenidos en este proyecto de investigación aplicada muestran que las nanopartículas incorporadas en los materiales poliméricos (plásticos) para la obtención de los envases cosméticos mejoran las propiedades de los mismos, haciéndolos más seguros, sostenibles y competitivos.

Las nanopartículas con las se ha trabajado en este proyecto (nanoarcillas y óxidos metálicos) contribuyen a aportar un valor añadido en la fabricación de envases cosméticos dado que:

  • Hacen innecesaria la utilización de aditivos adicionales y de elevados porcentajes de cargas gracias a la mayor eficiencia del nuevo material mejorado con nanopartículas.
  • Disminuyen la cantidad de materia prima para elaborar el envase, con el consiguiente ahorro de costes, al pasar de materiales formados por múltiples capas a materiales de una sola capa (monocapa).
  • Otorgan a los envases plásticos propiedades avanzadas como una mayor barrera a los gases y mejores propiedades mecánicas y térmicas.

Actualmente, el plástico es el material más empleado por la industria cosmética para el envasado de sus productos, debido a ventajas tales como: libertad de diseño, ligereza, resistencia y duración. NANOPACK ha conseguido demostrar que todas estas propiedades pueden ser mejoradas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus