16 de octubre, 2014 Actualidad Farmacéutica comentarios Bookmark and Share
< Volver

El pasado 14 de octubre, Pepperl+Fuchs inauguró nuevas oficinas en Sondika (Bilbao) a pocos metros de las anteriores donde llevaban desde 1989. La celebración coincidió con el 40 aniversario de la compañía en España, lo que dio lugar a una jornada festiva en la que estuvieron presentes directivos de la compañía, empleados, clientes y representantes de la prensa especializada.

El acto de inauguración fue llevado a cabo por el CEO de Pepperl+Fuchs GmbH, Dr. Kegel Gunther, y por Iñigo Ingunza, director de Pepperl+Fuchs, S.A. Después del tradicional “corte de cinta” en la entrada de las nuevas oficinas, se ofreció un cóctel a los asistentes. A continuación tuvo lugar una visita guiada por el Museo Marítimo de Bilbao y una travesía por la ría del Nervión hasta la localidad de Getxo. En ambas actividades se mostró la transformación de la ciudad de Bilbao desde la crisis de los años 80 hasta nuestros días, convertida en una ciudad cosmopolita. Las celebraciones terminaron con una cata de txakolis en la bodega Gorka Izaguirre y una cena en el restaurante Azurmendi.

Soluciones para la automatización y control de procesos

Pepperl+Fuchs, S.A. está especializada en la comercialización y distribución de productos, equipos y soluciones para la automatización y control de fábricas y procesos. Sus orígenes se remontan a 1974 cuando la empresa se llamaba Soverín, y es a primeros de los 80 cuando inicia su relación con Pepperl+Fuchs, para en los 90 ser una filial de esta compañía.

Pepperl+Fuchs GmbH fue fundada en el año 1946 en Mannheim (Alemania) por Walter Pepperl y Ludwig Fuchs, en principio planteada como un taller de reparación de radios, en la que Pepperl aportaba los conocimientos eléctricos y Fuchs la gestión comercial. Su invención del interruptor de proximidad unos años después fue la prueba fehaciente de su talento natural. Asimismo, supuso el pistoletazo de salida de una historia de éxito, de la que hoy ya forma parte la tercera generación de estas familias, definida por su estrecha relación con los clientes, así como por sus innovadores procedimientos y tecnologías de automatización.

Desde sus humildes orígenes, Pepperl+Fuchs se ha esforzado por progresar hasta convertirse en una empresa industrial diversificada y un especialista en la fabricación de tecnología de detección, seguridad intrínseca y tecnología de protección contra explosiones. Desarrollan, fabrican y suministran productos y servicios en Europa, América y Asia. Cuentan con una plantilla de más de cinco mil empleadosochenta filiales en seis continentes, y plantas de fabricación certificadas según ISO9001 en Alemania, EEUU, Singapur, Hungría, China e Indonesia. A lo largo de 2013, 5.600 empleados generaron un volumen de negocio consolidado de 500 millones de € en todo el mundo para el grupo Pepperl+Fuchs.

Hoy luchan por una lógica en los procesos para entrar de lleno en la denominada industria 4.0, con sistemas inteligentes que ahorren energía y tiempo mediante conexiones en cadena. Un futuro en el que las máquinas también se comuniquen por internet haciendo procesos más eficaces.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus