Publicidad
por Richard Hall 20 de abril, 2022 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Parece obvio que algo falla si una industria tan importante como la industria farmacéutica puede seguir aceptando rendimientos productivos y niveles internos de calidad tan bajos comparados con otras industrias como la industria de automoción, de electrónica, etc. 

La causa probable parece una mezcla de (a) una industria sin competencia históricamente protegida por patentes largas y pocos clientes capaces de discutir los precios, (b) organizaciones muy departamentalizadas (“silos” en inglés), (c) un miedo al cambio –muchas veces echando la culpa a los reguladores–.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus
Publicidad