por J. M. Rodeiro. Propietario de JMR Pharma 20 de noviembre, 2020 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

Para que todo el esfuerzo de desarrollo y fabricación de productos sea útil se necesita, además: que los productos lleguen a los consumidores mediante servicios logísticos especializados en cosmética.

En Actividades Logísticas del Vallés (Alova) nos dedicamos a la logística desde hace 20 años. Desde 2018, coincidiendo con el relevo generacional en esta empresa familiar, estamos impulsando una nueva línea de negocio, los servicios logísticos de soporte a las tiendas online. Así que, a pesar de que el confinamiento nos sorprendió, como a la inmensa mayoría de empresas, estábamos preparados para ser parte de la solución.
La primera medida adoptada fue de tipo legal. Nuestros clientes nos expidieron el certificado de proveedor esencial y nosotros a su vez lo repartimos a nuestr@s trabajador@s presenciales, para que pudieran acceder al centro de trabajo sin trabas.
La segunda fue organizativa. Todo el personal que no realizaba tareas físicas pasó a teletrabajar. El hecho de estar implantando un proyecto de logística 4.0 nos permitió que incluso los responsables de área organizaran y supervisaran las operaciones desde su domicilio algunos días de la semana.
Desde el teletrabajo las personas de importación de cosméticos colaboraron con el departamento de compras de un grupo de hospitales públicos poniendo a su disposición nuestros contactos en China para la compra fiable de máscaras y guantes.
La tercera afectó al personal presencial, que pasó a trabajar en jornada intensiva, y se cerró el comedor. Esta medida ya estaba prevista en nuestro plan de RSC para facilitar la conciliación, el confinamiento, el confinamiento sólo la aceleró.
La cuarta fue organizar al personal presencial en grupos estables (burbujas) para evitar que un positivo pudiera paralizar completamente una tarea.
Esta cuarta medida de sectorización de la plantilla era especialmente crítica para nosotros porque somos una Pyme y si tres o cuatro personas clave han de coger la baja simultáneamente, se podría paralizar toda la empresa. La posibilidad de teletrabajo parcial de los responsables fue de gran ayuda para evitar que coincidieran en las mismas burbujas.
Esta cuarta medida resultó muy útil en agosto cuando un@ trabajador@ resultó ser contacto de un positivo, ya que solo un grupo de 4 personas fue enviado a casa a la espera de los resultados de las pruebas PCR. El resultado fue negativo, y únicamente el contacto de primer nivel tuvo que guardar la cuarentena preventiva.
La última, pero quizás la más importante de las medidas, fue la comunicación a todas las personas de la empresa de los protocolos a seguir con total inmediatez y transparencia. En un momento de total incertidumbre y de normas cambiantes todo el equipo tenía instrucciones claras sobre qué hacer y cómo aplicar las nuevas recomendaciones en su puesto de trabajo.
Este conjunto de acciones nos ha permitido mantener el suministro de productos de nuestros clientes al canal farmacia y hacer frente al incremento de pedidos del canal web.
Hemos escrito este artículo por si nuestra experiencia puede ser útil a otras empresas y nos ponemos a su disposición para cualquier consulta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus