por Beatriz Pérez-Artacho Santos 1 de septiembre, 2020 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

Marzo 2020, Europa se confina, el SARS-CoV2 llega desde China para quedarse.
La crisis de COVID-19 ha tenido varios efectos en el mercado de productos sanitarios:

• Escasez repentina de algunos productos sanitarios: las autoridades nacionales, los proveedores de atención médica, la industria y los ciudadanos de la UE necesitan centrarse en la disponibilidad de productos sanitarios.
• Los organismos notificados no pueden realizar auditorías in situ y su forma actual de trabajo se ve afectada porque el personal debe trabajar desde casa o está enfermo.
• Algunos productos pueden no estar certificados para el nuevo Reglamento lo que podría provocar el desabastecimiento del mercado. Es mejor no hacer que este riesgo potencial se convierta en realidad.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus