por Ramón Soto Vásquez y Patricia Parra Cervantes 13 de noviembre, 2019 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

La propiedad intelectual es el mecanismo que protege las obras de los inventores y creadores de obras, y mediante la cual obtienen reconocimiento oficial por parte del Estado, adquiriendo precisamente sus derechos; los cuales se clasifican en derechos morales, que son aquellos que adquiere el autor desde su creación para que se reconozca la autoría de la misma, y su nombre aparezca ligado a la obra o invención. Por otro lado, se reconocen también los derechos patrimoniales que tienen que ver con el ejercicio económico del autor o inventor, es decir, permiten que los inventores y autores reciban la compensación económica respectiva por su trabajo.

Una persona que ha realizado una actividad creativa o de investigación tiene varias opciones para proteger su obra, por un lado, existe la protección a obras relacionadas con la creatividad artística o de expresión considerados como derechos de autor, en donde es posible proteger artículos técnico-científicos, obras literarias, canciones, música, fotografías y obras artísticas; por otra, parte existen los derechos de propiedad industrial que se asocian a la explotación comercial de los inventos. En este caso, el investigador puede utilizar diversas figuras de protección como, una patente, un modelo de utilidad, un diseño industrial; o bien no divulgar su obra y conservarla como secreto industrial. También existen figuras relacionadas con actividades comerciales como marcas y denominaciones de origen.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus