por Miquel Romero Obón, codirector del curso de Postgrado de Experto en Aplicación Práctica de la Estadística en los Procesos de la Industria Farmacéutica y Afines (2017-2018). Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación. Universitat de Barcelona 12 de julio, 2018 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

Frecuentemente tendemos a fijar planes de mantenimiento preventivo, de calibración, de ejecución de órdenes de producción, gestión de proyectos y otros, con base determinista y generalmente estáticos en el tiempo. En contraposición a ello, este artículo da un enfoque estocástico y dinámico basado en la distribución estadística de Weibull como solución óptima para este tipo de planificación.

Determinista y estocástico

Un modelo determinista es aquel que emplea reglas matemáticas fijas, de modo que establece las mismas salidas o resultados de forma invariable, sin contemplar el azar y la incertidumbre. Los modelos que tienen en cuenta que las condiciones varían en el tiempo, siendo estas causantes en mayor o menor grado de los resultados, y consideran la aleatoriedad y la incertidumbre son los denominados estocásticos. Estos segundos representan con mayor exactitud los procesos reales, por lo que su aplicación en la vida real suele aportar mayor capacidad de predicción y posibilidad de optimización por encima de los planes basados en criterios deterministas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus