por Siemens Financial Services 22 de septiembre, 2017 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La tecnología digitalizada de nueva generación (también conocida como industria 4.0) permite a los fabricantes de todos los sectores mejorar el rendimiento gracias a una mayor productividad de fabricación, una planificación y previsión más precisas, una mayor capacidad competitiva y una mayor sostenibilidad financiera. En el sector farmacéutico, por ejemplo, la digitalización y el análisis de datos pueden reducir los altos niveles de tiempo de inactividad típicamente experimentados por las plantas farmacéuticas

Aunque las diferentes dimensiones de la productividad difieren entre las industrias y los países, el aumento de la productividad productiva -la capacidad de producir el mismo número de productos por menos, o más productos por el mismo- tiene un efecto positivo claro y calculable en los costes y márgenes

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus