por Celia Esquerrá y Héctor Jausàs 7 de enero, 2015 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

En el año 2006 se publicó el Reglamento europeo 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Seis años más tarde, varios años después de lo previsto, se publicó al fin la tan esperada lista comunitaria de declaraciones de propiedades saludables permitidas, distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños mediante el Reglamento europeo 432/2012, que puso fin a la mayoría de los periodos transitorios previstos en el Reglamento 1924/2006.

Con esta nueva normativa, las empresas se vieron obligadas a revisar y adaptar su publicidad y etiquetado para asegurar el cumplimiento de esta normativa europea.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus