Publicidad

Empresas Premium

22 de abril, 2021 Salas blancas comentarios Bookmark and Share
< Volver

La filtración molecular es un método habitual para eliminar moléculas no deseadas, como los compuestos orgánicos volátiles (COV), el ozono, los aldehídos, los formaldehídos, el óxido de nitrógeno (NOx) y el estireno.

La filtración molecular puede ayudar a superar los retos de producción y resolver los problemas de contaminación, además de garantizar el cumplimiento de las estrictas normas y reglamentos nacionales y mundiales de la industria farmacéutica y de las ciencias de la vida.

Como aseguran desde la compañía Camfil, es imprescindible utilizar una filtración específica correcta y adecuada para todos los procesos, incluida la filtración molecular. Las autoridades de todo el mundo prestan mucha atención a las normas de calidad del aire, seguridad y salud.

Los filtros moleculares utilizan una técnica conocida como adsorción. En términos sencillos, esto significa que las moléculas se adhieren a materiales con áreas superficiales extremadamente altas. Los filtros moleculares suelen tener carbón activado o alúmina activada como ingrediente activo, y a veces también están impregnados para atraer las moléculas en cuestión.

Los filtros moleculares se denominan a veces filtros químicos o filtros de fase gaseosa. Existe una gran variedad de productos de filtración molecular que pueden adaptarse a cualquier proceso y aplicación en función de los requisitos específicos. A veces se necesitan varios filtros moleculares para capturar diferentes tipos de moléculas en la misma aplicación. Por ejemplo, para capturar los COV del aire ambiente, puede equipar su sistema de climatización con cilindros CamCarb con medias de adsorción específicas para las moléculas de COV. Los cilindros CamCarb pueden utilizar diferentes medias o mezclas de medias. Debido al diseño específico de los cilindros, una ventaja añadida es una baja pérdida de carga que ahorra dinero en costes energéticos. 

Los lechos filtrantes como ProCarb Impulsión y el lecho filtrante ProCarb Extracción son housings bien estructurados y sin fugas que se someten a pruebas de rendimiento y eficacia según la norma ISO 10121. Los lechos filtrantes ProCarb se llenan con media en una o más etapas y también pueden incluir filtración de partículas como prefiltros, filtros finales, y filtros HEPA

Riesgos asociados

Y es, cómo apuntan también desde Camfil, existen una serie de riesgos asociados a los contaminantes moleculares en los procesos farmacéuticos que es importante definir. Dichos riesgos serían los siguientes:

Seguridad y Salud. Algunas sustancias utilizadas para la producción de medicamentos o en los laboratorios médicos están en forma líquida y podrían producir una sobrepresión crítica de vapor. Esto significa que el líquido se convierte en vapores en distintos tipos de vapores a temperatura ambiente o durante las investigaciones en el laboratorio. Algunos ejemplos de líquidos utilizados que pueden ser perjudiciales para el personal podrían ser el ácido sulfúrico (H2SO4), el formaldehído (CH2O) o el éter (C4H10O).

Descontaminación. Si el proceso se expone a la contaminación, el proceso limpio se ha visto comprometido y el rendimiento del producto puede verse afectado. Esto es muy peligroso, ya que en la industria farmacéutica y de las ciencias de la vida hay muchos procesos de sala limpia en los que las personas se verán afectadas en caso de contaminación.

Olores molestos. En la producción farmacéutica se utilizan moléculas y productos químicos, a veces intencionadamente para aromatizar, y éstos pueden provocar fuertes olores. Algunos procesos biofarmacéuticos liberan disulfuro de hidrógeno (H2S), que tiene un olor muy desagradable que también se percibe en concentraciones muy bajas.

 Corrosión. Un agente descontaminante que se utiliza con frecuencia en las aplicaciones de las ciencias de la vida es el ácido peracético (C2H4O3, PAA) y éste puede ser corrosivo para ciertos materiales. Además, el disulfuro de hidrógeno (H2S) que pueden emitir algunos procesos es un gas corrosivo que puede corroer los materiales, especialmente los equipos electrónicos que deben protegerse para garantizar una producción segura y estable.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus