13 de marzo, 2019 I+D comentarios Bookmark and Share
< Volver

Según informa Farmaindustria, en menos de tres lustros, España ha experimentado un avance sin precedentes en materia de investigación biomédica hasta situarse en el grupo de países con mejores condiciones, de cara al futuro, para acoger proyectos internacionales de I+D biomédica.

Así se puso de manifiesto los días 5 y 6 de marzo en Madrid durante la XII Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, que este año se desarrolló bajo el lema Cómo potenciar hubs de investigación biomédica en España”.

Entre otros temas, se presentó un balance del Proyecto BEST, una iniciativa estratégica para fomentar la excelencia en la investigación clínica impulsada por la industria farmacéutica y en el que se integran 50 compañías farmacéuticas, 13 comunidades autónomas, 54 hospitales y seis grupos de investigación independientes.

Según estos datos, la inversión en ensayos clínicos realizada en España por las compañías farmacéuticas se ha más que duplicado entre 2005 y 2017, desde los 299 millones hasta los 662, lo que supone un incremento sostenido del 7% anual, y eso pese al inevitable bache de los duros años de la crisis.

Según los datos del Proyecto BEST, los plazos de puesta en marcha de los ensayos clínicos, un factor determinante para lograr inversiones en este ámbito, se han reducido una media del 14 % en los últimos tres años, hasta los 133 días, frente a 2015, último año en el que estuvo vigente la anterior normativa.

El programa Farma-Biotech, ejemplo de colaboración público-privada

Esta apuesta por la investigación clínica se ha acompañado de un fuerte apoyo a la investigación básica, galénica y preclínica, que engloban inversiones superiores a los 260 millones de euros al año. Además, dentro del ámbito de la investigación preclínica destaca el desarrollo del programa Farma-Biotech, impulsado por Farmaindustria, que permite poner en contacto a los investigadores preclínicos con las compañías farmacéuticas capaces de asumir el desarrollo clínico de nuevos fármacos.

Desde su puesta en marcha en 2011, este programa ha analizado 519 proyectos de I+D de nuevos medicamentos, de los que 133 han sido presentados a las compañías farmacéuticas, y se han generado hasta el momento 43 nuevas moléculas que están en fase de desarrollo y protegidas por patentes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus