4 de diciembre, 2018 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un consorcio público-privado, liderado por la biotecnológica Iproteos –con sede en el Parc Científic de Barcelona (PCB)– ha puesto en marcha un proyecto para desarrollar una innovadora estrategia terapéutica, diseñada por el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), para el tratamiento de los tumores sólidos, que representan un 90%- 95% de los casos de cáncer. En el consorcio también participa el Valle de Hebrón Instituto de Investigación (VHIR).

El objetivo final es validar una familia de compuestos peptidomiméticos (fármacos de nueva generación capaces de atravesar la membrana celular) con un mecanismo de acción totalmente nuevo para el tratamiento del cáncer, con el fin de poder llevar a cabo los ensayos preclínicos regulatorios.

En una primera fase, los miembros del consorcio se centrarán en rabdomiosarcoma y neuroblastoma –dos de los tumores sólidos más frecuentes en niños y adolescentes– y en cáncer de pulmón y de colon, los tipos de cáncer con mayor incidencia y mortalidad en adultos, con 1,8 millones y 881.000 de defunciones al año respectivamente, según la International Agency for Research on Cancer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un mecanismo de acción antitumoral innovador

Investigadores del Grupo de Mecanobiología Celular y Molecular del IBEC, liderados por Pere Roca-Cusachs, descubrieron que la unión de las proteínas Talina y Vinculina –desencadenada por la fuerza mecánica ejercida por las células en respuesta a un aumento de la rigidez de su tejido circundante– activa un importante oncogen llamado YAP, presente en la mayoría de los tumores sólidos. Los resultados de la investigación –publicada en Nature Cell Biology (DOI: 10.1038/ncb3336)– revelaron que la inhibición de la interacción de ambas proteínas previene la activación del oncogén YAP y tiene el potencial de retardar, frenar o incluso revertir el crecimiento tumoral.

“En vez de enfocarnos en mutaciones genéticas o factores bioquímicos, proponemos atacar los tumores basándonos en sus propiedades mecánicas, que están fuertemente alteradas. Esto representa una estrategia completamente nueva en terapia del cáncer, que podría potencialmente ser revolucionaria, y usarse en combinación con otras terapias más convencionales”, explica el Dr. Roca-Cusachs.

La biotecnológica Iproteos abordará el diseño, síntesis y caracterización de las moléculas inhibidoras de la interacción de ambas proteínas, Talina y Vinculina, mediante su plataforma IPROTech, una tecnología de última generación que combina herramientas de química computacional (in silico) con biotecnológicas (in vitro) para acelerar el diseño de una nueva generación de fármacos basados en péptidos.

“El nuevo mecanismo de acción antitumoral descubierto por el grupo de Pere Roca-Cusachs es de gran relevancia, dado su prevalencia en la mayoría de tumores sólidos malignos, los más frecuentes en oncología. Se trata pues de un proyecto con un gran potencial, puesto que alcanza un amplio mercado que demanda nuevos fármacos innovadores que puedan ayudar a mejorar las tasas de supervivencia actuales. Nuestra plataforma IPROTech tendrá un papel fundamental, ya que nos permite obtener fármacos para dianas complicadas, como las interacciones proteína-proteína”, revela Teresa Tarragó, cofundadora y CEO de Iproteos.

El Grupo de Investigación Traslacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del VHIR, dirigido por el Dr. Josep Sánchez de Toledo y la Dra. Soledad Gallego, evaluará in vitro e in vivo en tumores pediátricos los efectos anti-oncogénicos de los fármacos candidatos, una investigación que será liderada desde el VHIR por el Dr. Josep Roma. La obtención de resultados sobre biodisponibilidad, farmacocinética y farmacodinámica será clave en el desarrollo del proyecto, además de crucial para iniciar las pruebas de concepto con la dosis óptima.

“Poder sacar adelante este proyecto, abre una nueva vía muy prometedora para el desarrollo de nuevos fármacos basados en mecanismos biológicos altamente innovadores para la lucha contra cáncer. Además, poder abrir esta línea de investigación también en tumores de la infancia, da un elevado valor añadido al proyecto, pues a menudo la investigación para desarrollar nuevos fármacos se centra exclusivamente en tumores del adulto y deja de lado los tumores en los niños. Los tumores sólidos infantiles incluidos en este estudio presentan todavía una supervivencia claramente por debajo de la media para los cánceres infantiles, y, por lo tanto, es muy necesario estudiar nuevas vías de tratamiento para mejorar las tasas de supervivencia”, afirma el Dr. Josep Roma.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus