27 de junio, 2014 Actualidad Farmacéutica comentarios Bookmark and Share
< Volver

La presidenta de Farmaindustria, Elvira Sanz, señaló en el transcurso de la Asamblea General Ordinaria de esta patronal, celebrada en Madrid el pasado 26 de junio, la difícil situación por la que está atravesando este sector, lamentándose, además, de que desde distintas comunidades autónomas continúen adoptándose medidas gravemente lesivas para la innovación farmacéutica, que quiebran la equidad en el acceso a la prestación farmacéutica y sanitaria.

Como ejemplos de la actual coyuntura en este sector industrial, Sanz se refirió a que el gasto farmacéutico público en oficina de farmacia ha experimentado en los últimos cuatro años una reducción del 28%, situándose en su dato más bajo desde 2002, o que el gasto farmacéutico público en recetas respecto al PIB en 2013 fue inferior al 1%, dato por debajo de la media de la Eurozona, e incluso de países intervenidos.  

La Asamblea constató que el gasto farmacéutico no sólo está controlado, sino que con las últimas regulaciones se han sentado las bases de su contención futura. En este sentido, Sanz insistió en que no hay lugar para más cambios y que la situación extrema a la que ha llegado el sector debe reconducirse. “Es el momento de empezar a reconstruir acompasando el gasto farmacéutico al crecimiento del PIB, permitiendo una entrada de fármacos innovadores a nivel y ritmos europeos, y dando una estabilidad imprescindible para el sector”, afirmó.

Precisamente, el acceso a estos fármacos innovadores por parte de los pacientes españoles es otro de los asuntos prioritarios del sector, y así se puso de manifiesto durante esta Asamblea, en la que la industria farmacéutica expresó su preocupación sobre la ralentización en la incorporación al mercado de los nuevos productos, tanto por el retraso en su aprobación como por las barreras de acceso que implantan algunas CCAA.

En este sentido, la presidenta de Farmaindustria, se refirió en concreto al muevo Acuerdo Marco andaluz por indicaciones terapéuticas, y a la tarifa farmacológica por paciente y mes que el CatSalut quiere implantar a partir del 1 de julio en Cataluña.

Entre los retos de futuro a los que se enfrenta la industria farmacéutica en España, Elvira Sanz hizo hincapié en la necesidad de dotar al sector de un marco estable y predecible en materia de precios y acceso a nuevos fármacos. Asimismo, insistió en la necesidad de que se establezcan soluciones estructurales en la nueva financiación autonómica para que las comunidades autónomas puedan financiar y presupuestar adecuadamente su sanidad, y que se preserve la unidad del mercado para que todos los ciudadanos españoles tengan acceso a los nuevos y mejores tratamientos en igualdad de condiciones.

Informe

Por su parte, el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, en su informe ante la Asamblea  hizo un repaso de los temas prioritarios en los que está trabajando la asociación. En especial, se refirió al futuro Real Decreto de Precios y Financiación, sobre el que mostró su confianza en que Farmaindustria pueda contribuir constructivamente a su desarrollo; o el Plan de Defensa de la Marca que la asociación ha puesto recientemente en marcha, por el cual se pretende mitigar el impacto del Real Decreto de Asistencia Transfronteriza, que modifica la receta médica, al establecer la obligatoriedad de que en todas las recetas figure el principio activo, lo cual no obsta para que, según insiste la industria, figure también la marca, mejorando así la adherencia a los tratamientos, señalan desde la patronal.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus