20 de enero, 2021 Equipos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La compañía sueca Metenova, a través de su comercializadora en España, Quilinox, aporta una solución compacta partiendo de un bloque macizo de inoxidable para tanques de volumen reducido donde se dispone de poco diámetro para emplazar todos los componentes del proceso. Supone, además un ahorro de tiempo y dinero al minimizar la documentación necesaria para la validación.

Al mezclar pequeños volúmenes, el tanque resulta demasiado pequeño, con lo que el agitador se coloca en el lateral del fondo y la salida en el centro. La fabricación del tanque se convierte en un reto que implica un alto riesgo de deformación al soldar los componentes en el fondo.

La colocación del mezclador en un tanque es una tarea difícil que imposibilita su emplazamiento óptimo, no pudiendo lograr un rendimiento adecuado ni exprimir todas sus cualidades. Además, todos los materiales empleados y procedimientos de soldadura deben ser documentados en un proceso de validación que resulta más complejo y costoso en todos sus aspectos.

La solución planteada por Metenova parte de un bloque sólido de acero inoxidable donde se pueden acoplar hasta dos agitadores magnéticos y una válvula de fondo situada en un lateral. Con el grado de inclinación adecuado, hace que sea totalmente drenable. De esta manera, se consigue evitar riesgos producidos por la soldadura.

Gracias a este diseño, el agitador puede ser emplazado en el lugar más apropiado dirigiendo su eje axial hacia la superficie del líquido y no hacia la pared del tanque donde perdería efectividad de mezclado.

Soporta temperaturas hasta 150 ºC, presión de trabajo de entre -1 a +7 bar y cuenta con una rugosidad inferior a 0,38 micras.

Personalización para aplicaciones farmacéuticas

El plato de fondo para tanques en aplicaciones farmacéuticas puede incluir un único agitador ZG (para aplicaciones estándar), o añadirle un segundo agitador High Shear (para alto cizallamiento) o High Power (para aplicaciones de alta potencia). También el disruptivo modelo Truelev, la nueva generación de agitadores magnéticos, que se puede usar para aplicaciones críticas.

 Están disponibles en cuatro diámetros interiores 150 mm, 200 mm, 250 mm y 300 mm. Para unos volúmenes respectivos de 2,9 l, 6,8 l, 13,2 l y 22,16 l. El volumen mínimo de agitación se reduce significativamente dependiendo de si se trata de una agitación en continuo o de un drenaje total del tanque donde se minimizan los riesgos producidos por un posible trabajo en seco.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus