8 de febrero, 2019 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Cuando se diseñan equipos para sectores muy exigentes como la industria farmacéutica o alimentaria, y se precisan amortiguadores, los ingenieros tienen que seleccionarlos acordes a las estrictas normativas sanitarias y de seguridad de estos sectores. En estos casos, la extensa gama de elementos de Elesa+Ganter son una buena opción.

Los nuevos amortiguadores antivibratorios DVF.6 y DVF.7 han sido diseñados para amortiguar y absorber las vibraciones, choques y ruidos producidos por cuerpos en movimiento o masas vibratorias no equilibradas de equipos y máquinas.

Los elementos DVF.6 y DVF.7 se usan para prevenir un mal funcionamiento y consiguiente disminución de la vida útil de la máquina o de máquinas adyacentes, y evitar el ruido, punto imprescindible a cumplir según la actual legislación de Prevención de Riesgos laborales.

La base de los amortiguadores está fabricada en acero inoxidable AISI 304, y el cuerpo del amortiguador antivibratorio en silicona (MVQ) color gris RAL 7040, según FDA (U.S. Food and Drug Administration), ofreciendo la posibilidad de ser usado en la industria alimentaria y farmacéutica.

Su resistencia garantizada, tanto a altas temperaturas (hasta 200°C) como a bajas temperaturas (-50°C), y su excelente grado de dureza (55 Shore A ±5) convierten a estos elementos antivibratorios de Elesa+Ganter DVF.6 y DVF.7, en un valor seguro para los equipos y diseños del sector sanitario y del packaging alimentario y farmaceútico, como indican desde la compañía.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus