14 de mayo, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

G-CON Manufacturing, un proveedor de salas limpias móviles, y Camfil se asociaron recientemente para proporcionar sus tecnologías de vanguardia con el objetivo de satisfacer las necesidades de un cliente farmacéutico. Camfil proporcionó su Gold Series Camtain GSC2, un captador de polvo y humos de cartucho que combina un rendimiento mejorado, con facilidad de servicio, mientras limpia el ambiente de trabajo de polvo y humos irritantes.

G-CON aportó su tecnología POD, una tecnología única que representa un salto cualitativo en el ámbito de las salas limpias. Los POD son soluciones de sala blanca fácilmente desplegables, móviles y escalables, ideales para centros multiproducto, necesidades de contención rigurosas y ampliación a demanda del espacio de producción y laboratorio. Camfil proporcionó su Gold Series Camtain GSC2, un captador de polvo y humos de cartucho que combina un rendimiento mejorado con facilidad de servicio mientras limpia el ambiente de trabajo de polvo y humos irritantes.

Los productos de Camfil combaten el polvo farmacéutico

Tal y como manifiestan desde Camfil, “al igual que en otras aplicaciones farmacéuticas, hay dos áreas de riesgo cuando se manipula polvo farmacéutico: las propiedades potentes, tóxicas o alergénicas del compuesto expuesto al personal y sus propiedades de explosión. La primera cuestión implica conocer las propiedades toxicológicas del material, revisar el límite de exposición laboral y evaluar el riesgo de exposición para determinar los métodos de control adecuados. Por lo general, se necesita cierto nivel de aislamiento y contención porque el polvo farmacéutico es extremadamente potente mientras se captura en un área no productiva y no puede liberarse en el entorno circundante. La segunda preocupación tiene que ver con el potencial de explosión y los incendios que pueden provocarse. Las medidas de control pueden ser necesarias en función de las características físicas del polvo relacionadas con diversos factores”.

En lugar de utilizar edificios dedicados únicamente al producto, estas instalaciones POD pueden construirse de forma más asequible y mucho más rápida. Las ventajas son un menor coste de crecimiento, escalabilidad bajo demanda, construcción rápida, asequibilidad, costes y plazos predecibles y la posibilidad de reutilizar los PODs una vez que el proceso de producción llegue al final de su ciclo de vida, según informan desde Camfil.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus