19 de abril, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Si se analizan las aguas residuales que provienen del sector farmacéutico nos encontramos con aguas de proceso y con aguas residuales urbanas. Estas aguas contienen una parte biodegradable y otra poco biodegradable y que, en algunos casos, pueden ser tóxicas, además, este tipo de instalaciones sufre normalmente variaciones de volumen y de contaminantes.

El perfil hidráulico para estas depuradoras consta de:

  • Pretratamiento (desbaste de sólidos).
  • Tratamiento físico-químico (eliminación de sólidos en suspensión).
  • Tratamiento biológico. Su tipología dependerá de la biodegradabilidad de las aguas.
  • Proceso de oxidación química.
  • Tratamiento terciario dependiendo de los contaminantes.


Empresas de ingeniería del sector confían en REMOSA para dar soluciones a estas aguas proporcionando un amplio abanico de tecnologías: microfiltración, ultrafiltración, ósmosis, oxidación, etc.
REMOSA acaba de suministrar para una empresa de este sector un homogeneizador de 90 m3 y un reactor de 120 m3 en D 3,5m. Todo ello para instalarse en superficie.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus