por Pharmatech 4 de marzo, 2019 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Iguña Pharmaceutical Technologies, con más de un cuarto de siglo de experiencia en la realización de proyectos de salas limpias y desarrollo de productos integrales “llaves en mano”, lanza dos nuevas líneas de negocio: la marca MCP, para la distribución global de arquitectura sanitaria modular, y Kirhtech, para la distribución global de equipos de protección y contención, así como maquinaria de proceso para sala limpia. Todo esto nos lo cuenta el CEO de la compañía, Ismael Iguña.

Iguña está especializada en el diseño y ejecución de proyectos específicos para industrias que requieren salas limpias ¿Qué les distingue de otras empresas que trabajan en este campo?
Después de llevar más de 20 años dentro del sector, a título personal es un orgullo ver el nivel que hemos alcanzado las ingenierías farmacéuticas nacionales; obligados a adaptarnos al auge de la industria y a las nuevas normativas.
Lo digo porque al final, en este país y cada vez más a nivel internacional, somos un grupo concreto de empresas de este sector quienes nos acabamos topando en la mayoría de los proyectos. Por poner un ejemplo, en 2018 nos llegamos a encontrar tres empresas nacionales, por solo una extranjera, licitando un mismo proyecto internacional.
En resumen, somos un grupo de empresas que técnicamente estamos en la vanguardia del sector. Sabedores de ello, para diferenciarnos trabajamos en darle valor a los intangibles. ¿Cómo? Poniendo en el centro de nuestras decisiones la apuesta por la calidad y el trato próximo y flexible con el cliente.
En el año 2015 tomamos la decisión que como compañía nos daría un gran valor añadido: poner definitivamente el cliente en el centro de nuestra actividad. Lo hicimos creando un departamento de Customer Service, dejando atrás la concepción de estar con el cliente solo en fase de proyecto, para tener una disponibilidad completa, aportando soluciones en las necesidades diarias de sus salas limpias.

Actualmente el sector de las salas limpias está en auge ¿cómo afecta este momento de bonanza a Iguña?
El balance es positivo, pero, aunque parezca mentira, la rapidez en la que crece la demanda de la industria implica una gran planificación interna a largo plazo, habiendo trabajado en los últimos años en tres aspectos que ya empiezan a dar sus frutos.
En primer lugar, las exigencias del sector nos obligan a incrementar nuestros recursos humanos. Para ello, contamos con un plan orientado a fomentar el equipo y captar el talento, recogiendo políticas como la conciliación familiar y la captación y formación de jóvenes ingenieros.
En segundo lugar, a nivel técnico apostamos por la inversión en infraestructuras y la innovación. Habiendo adaptado nuestros procedimientos a la industria 4.0. y ampliado nuestras instalaciones, pasando a contar con más de 3.600 m2 de superficie productiva repartidos en oficinas, arquitectura modular, equipos auxiliares, logística y almacenes.
Por último, próximamente presentaremos la nueva imagen corporativa de Iguña Pharmaceutical Technologies, quién además de ofrecer servicios de ingeniería será la madre del grupo Iguña, lanzando dos nuevas líneas de negocio: la marca MCP, para la distribución global de arquitectura sanitaria modular, y Kirhtech, para la distribución global de equipos de protección y contención, así como maquinaria de proceso para sala limpia; contando cada marca con su propia identidad, página web, catálogo y estructura.

¿Qué valor competitivo aporta Iguña en el sentido de ser fabricante e instalador?
Contar con líneas de negocio destinadas a la fabricación de arquitectura sanitaria (MCP) y maquinaria para sala limpia (Kirhtech) nos permite dar soluciones a medida en los proyectos y flexibilidad frente a imprevistos en la ejecución de los proyectos.
Modular Clean Panel nos permite modular al 100 % la ejecución de la sala y ser fieles a los modelos 3D BIM, permitiéndonos optimizar tiempos de ejecución mientras se ofrece un sistema de arquitectura sanitaria integrado y homogéneo.
En Kirhtech, aparte de contar con equipos auxiliares estándar, tenemos la capacidad de desarrollar soluciones integrales acordes a las necesidades concretas del cliente, dotándonos de un gran valor añadido derivado de la flexibilidad que ofrecemos.

Iguña tiene delegaciones en el Norte de África y en América del Sur ¿Qué diferencias hay a la hora de trabajar en otras zonas fuera de Europa?
Aun estando en un período de globalización, la llegada a nuevos mercados nos obliga a pasar por un período de adaptación previo al asentamiento, durante ese tiempo trabajamos la empatía y flexibilidad para neutralizar el choque cultural y, además, trabajamos el funcionamiento burocrático y legal del país de destino.
Las principales diferencias que nos hemos encontrado, y por qué no, llamémosles dificultades, parten de las diferencias de hábitos y costumbres que caracterizan a las personas de cada lugar. Lo primero que hay que tener claro en una expansión es que no tiene nada que ver la forma de trabajar o llevar una negociación en Europa, África o América del Sur.
En conclusión, creo que los procesos de internacionalización tienen sus dificultades y, más allá de los beneficios económicos, el mayor beneficio es para la propia compañía, quién junto a su equipo humano ganan en madurez, fuerza y empatía.

¿Cuáles son los principales problemas con los que se encuentran para diseñar y poner en marcha un proyecto para la industria farmacéutica?
La problemática es relativa a la capacidad de respuesta a los imprevistos.
Sería hipócrita decir que en la ejecución de un proyecto no surgen imprevistos, a sabiendas de ello nos focalizamos en la prevención y la agilidad en la solución.
Para ello trabajamos con tres premisas: la primera, prevención desde la fase de ingeniería; la segunda, comunicación máxima con los agentes que intervienen en el proyecto; la tercera, volcar los esfuerzos en la corrección desde el primer indicio.
Al final, esta capacidad de respuesta es lo que hará que el proyecto se vea afectado por el mínimo de problemas y, en caso de surgir alguno, no tenga mayores consecuencias.

¿Cuáles son sus aspiraciones para Iguña a corto plazo?
Consolidarnos como una de las ingenierías farmacéuticas de referencia en el mercado nacional e internacional.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus